Afirmaciones Positivas

Ante la tristeza y la falta de ganas de estos tiempos, no hay nada como las afirmaciones positivas, que nos ayduarán a sacar lo mejor de nosotros mismos y de todos los que están en nuestro entorno y queremos animar.

  



“Con determinació y osadía todo se puede, y no hay más que intentar las cosas.“

“Cuándo uno es positivo no hay más barreras que la propia imaginación.“

“Ante todo actitud frente la vida, y los demás son tonterías.“

“Más allá de la duda y del miedo, solo estás tú y tus ganas de ir adelante en la vida.“

“Marca pequeños retos en tu vida para conseguir superarlos y demostrarte a tí mismo que puedes con todo y con todos.“

“Lo hicieron porque les resultaba imposible.”

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
 
 

Las afirmaciones son un tipo de pensamientos positivos impulsados por Louise L. Hay en su libro de “Usted puede sanar su vida”. Louise L Hay es una consejera metafísica, maestra y conferenciante que ayuda a gente de todo el mundo a mejorar y cambiar su vida haciendo que descubran el poder que guardan en su interior, el poder de los pensamientos positivos, que ella llama afirmaciones positivas y la autocuración. Según la misma autora, el poder mental puede curarlo todo, incluso el cáncer, algo que comprobó en sus mismo cuerpo al ser víctima de un cáncer de vagina del, cuál se curó tras usar sus propias terapias.

¿Qué son?

Las afirmaciones positivas son un tipo de frases y pensamientos positivos que ayudan a cambiar la manera de pensar de la propia persona. Es necesario ser consciente de la espiral tóxica de acontecimientos en la que vivimos, que envenena nuestra mente hasta límites insospechados. Pensar que no vamos a salir de ésta, que la situación en la que vivimos es inmutable, puede llegar a convertirnos en víctimas de nuestra propia manera de pensar. Louise L. Hay defiende que las enfermedades del cuerpo son consecuencia de un problema mental y que sólo sanando nuestra mente podemos llegar a sanar nuestro cuerpo.

¿Cuál es su principio?

Su principio fundamental es el amor en uno mismo, sólo podremos hallar la auténtica paz y armonía cuando nos amemos a nosotros mismos y al proceso de la vida. En una sociedad orientada muchas veces a la autodestrucción, amarse y querer lo mejor para nosotros, puede ayudarnos a superar muchas limitaciones.

¿Para qué sirven?

Las afirmaciones positivas sirven para mejorar cualquier espacio de nuestra existencia, desde la mala suerte en el amor o el trabajo hasta para curar enfermedades. Louise L. Hay defiende que la mayoría de nuestros problemas tienen una base mental y que dependen de la ley de la atracción, con ello defiende lo que libros como el secreto han divulgado hoy en día: la vida nos da lo que le pedimos, lo explicaré con un simple ejemplo: si pensamos que nunca vamos a encontrar trabajo, la vida nos pondrá todas las pegas posibles para que así sea, ya que ella está para cumplir nuestra voluntad y nuestra voluntad es “no encontraré trabajo nunca”.

Lo mismo sucede cuando decimos que no queremos una cosa: “no quiero estar enferma”, “no quiero estar sola” o “no quiero estar gorda”, el proceso de la vida convierte esos pensamientos negativos en realidad ya que no contempla el NO y por tanto nos acaba trayendo justamente todo aquello que tanto temíamos. Para evitar esto es importante reformular la manera de pensar, ¿cómo? Pues menos de usar las negaciones anteriores, tenemos que convertirlas en afirmaciones positivas y para ello es necesario que veamos nuestras peticiones como realidades y las visualicemos “soy una persona sana”, “tengo muchos amigos” o “estoy delgada”. Aunque nos cueste cambiar el chip, si visualizamos estas afirmaciones, el proceso de la vida las dará como ciertas y poco a poco a tu alrededor empezarán a darse los cambios convenientes que conseguirán convertir tus pensamientos en realidades.

En resumen: las afirmaciones positivas nos ayudan a visualizar que tenemos una cosa, y sólo estando seguros que tenemos una cosa, conseguimos realmente llegar a que sea verdad.

¿Cuándo usarlas?

¡Siempre! Se trata de un cambio en la manera de pensar y es por ello que debemos usarlas en nuestra vida diaria, al principio puede costarnos ya que se trata de un cambio importante pasar del pensamiento inconsciente negativo a las afirmaciones positivas, pero poco a poco irá convirtiéndose en un proceso natural.

¿Cómo empezar?

La primera afirmación positiva que debes conocer es la siguiente ” Te amo y te acepto exactamente tal como eres”, esta es la desencadenante del proceso del cambio y es la que debes incluir en tu vida diaria. Siempre que te compadezcas de ti misma, siempre que te sientas mal, siempre que pienses que no te mereces lo que tienes, olvida tus pensamientos negativos y recuérdate que te amas. La afirmación debe ir precedida de tu nombre, por ejemplo, si te llamas María sería así: “María, te amo y te acepto exactamente tal como eres” y si lo haces delante de un espejo, aún mejor.

¿Cuál es el proceso natural del cambio?

El cambio que se inicia con estas afirmaciones positivas es largo y debes ser muy paciente. Además, para poder destruir todas las cosas malas que pensamos de nosotros mismos es necesario que hagamos grandes procesos de reflexión y pensamiento interno, para comprender el origen de nuestros problemas y poder sanarlos. Perdonarnos por cosas pasadas también es primordial, y es por ello que existe una gran necesidad de meditación y reflexión interna, perdonar a los demás por el daño que nos hayan podido ocasionar puede ayudarnos a despejar los pensamientos venenosos y dar paso a las afirmaciones. Debes tener paciencia con este proceso ya que es largo y lleno de fases, también debes luchar contra la resistencia al cambio con otra afirmación ” estoy dispuesto a cambiar”..